Historia


Las peñas de Chur, La Cibeles de Winterthur, La Quinta del Buitre de Lugano, Los Once Suizos de Embrach y la Peña de Rorschach fundamos esta Federación el 15 de Marzo de 2008 en la ciudad de Zürich.
Posteriormente se nos unió la Peña El Aguanís de Ginebra.

Una obra, que esperamos y deseamos que tenga un bonito futuro con la contribución de todos los que formamos la familia madridista en Suiza, para que participen en los fines que nos hemos marcado. Ellos son:

1. Que los madridistas tengamos en la Confederación Helvética un foro que permita conocernos más y mejor.
2. Que podamos realizar actividades conjuntas coordinadas.
3. Que con la suma de todo ello podamos realzar más el buen nombre del Real Madrid en Suiza.

La primera Peña madridista fundada en este país fue la de Chur, en agosto de 1982. Posteriormente, de las hoy federadas y por orden de fundación tenemos:

  • Los Once suizos, 1986
  • La Quinta del Buitre, 1991
  • La Cibeles, 1994
  • Rorschach, 1995
  • El Aguanís, 2001

La suma de socios cotizantes de las peñas federadas, y por tanto activos, supera los 320.

Por este orden:
El Aguanís (aprox. 100 socios)
Peña Madridista de Chur (67 socios)
Peña Madridista Los Once suizos (27 socios)
Peña Madridista La Quinta del Buitre (50 socios)
Peña Madridista La Cibeles (35 socios)
Peña Madridista de Rorschach (55 socios)

Desde su fundación, las actividades que realiza de cada Peña son parecidas. Muchas de ellas establecidas en los propios Estatutos.

Seguimientos del primer equipo del Real Madrid por Europa en la Liga de Campeones y desplazamientos a España para asistir a algún partido de Liga española. Comidas conmemorativas y Asambleas Generales para la rendición de cuentas y renovación de cargos directivos. Lo tradicional.

Dos de nuestras peñas realizan o efectuaron acontecimientos que merecen ser destacados:

  • La Quinta del Buitre de Lugano celebra con el resto de peñas del mismo nombre dos o tres torneos al año por distintos lugares de la geografía europea dependiendo cuál de ellas sea la encargada de organizar el evento.
  • Los Once suizos, organizaron en Embrach en 1994 el I Torneo Internacional de Veteranos con los equipos del Real Madrid, por entonces capitaneado por Del Sol, y que resultó vencedor, siendo los otros equipos participantes Paris St. Germain, HNK Hajduk Split y las Viejas Glorias Internacionales del Zürich. Al frente de ese equipo vencedor, venía una delegación del Real Madrid compuesta por Ignacio Zoco, Pachín y presidida nada más y nada menos que por D. Alfredo Di Stéfano.

Si todo esto funciona bastante bien ¿para qué queremos una Federación? ¿para qué queremos más trabajo altruista? ¿Cuáles son las razones que nos mueven?

Precisamente para coordinar mejor esas actividades. Para darles entre todos mayor realce y participación. Para que los jóvenes se reflejen en ese espejo y tengan el entusiasmo de seguir y mejorar este camino que hemos emprendido.
Si conseguimos estas metas habrá merecido la pena el trabajo hecho y la inversión dineraria realizada.

Como decía anteriormente, nuestra principal actividad, y la razón fundamental y prioritaria de cualquier Peña Madridista es organizar viajes para el seguimiento del primer equipo de fútbol del Real Madrid.

Pero ese no puede ser el único fin de nuestras peñas. Debemos darles un carácter también más social y apostar sobre todo por los jóvenes.

Un análisis profundo de la realidad que nos rodea nos lleva a realizar una vista desde la atalaya de la experiencia en el mundo de las peñas madridistas en la Confederación Helvética:

La Peña de Chur tiene 26 años, los Once suizos 22 y así sucesivamente.

Quienes fundamos esas peñas entonces teníamos sobre la treintena, desde aquellos días ya ha llovido y la evolución ha sido grande. Aquí nacieron muchos hijos y hemos pasado de seguir al Real Madrid desde la radio y los periódicos a seguirlo en el sofá de casa porque tenemos antena parabólica o TV digital.

Los jóvenes escasean en nuestras peñas. No es ajena esta situación a los ciclos migratorios sufridos por la colonia española en esta zona de la Europa Central.

Es ahí es el papel que debe jugar esta Federación. Y me parece que en dos direcciones.

a. Implicando a los jóvenes de segunda y tercera generaciones paulatinamente en los órganos de dirección de peñas y Federación
b. Realizando actividades coordinadas que les resulten atractivas a ellos.

En esta dirección debemos impulsar nuestros trabajos futuros.

El madridismo puro que respiramos es el que debemos transferir a nuestros jóvenes de hoy y de mañana con todos sus valores: Trabajo serio, humildad y tolerancia.

Ese debe ser uno de los impulsos que hagamos desde la Federación.

¡¡¡Viva las Peñas del Real Madrid!!!
¡¡¡Viva la Federación!!!
¡¡¡Hala Madrid!!!